CageEye presenta nueva solución autónoma de alimentación para peces

Published: 04. jun., 2020

“El sistema CageEye combina datos recopilados de sensores hidroacústicos con datos biológicos y ambientales. Utiliza algoritmos inteligentes y aprendizaje automático para interpretarlos y actuar sobre ellos”, informaron desde la compañía mediante un comunicado de prensa.

"Este desarrollo toma sus propias decisiones sobre cuándo y cuánto alimentar a los peces, en función de los datos y el análisis objetivo del comportamiento y el apetito de los peces", dijo Bendik Søvegjarto, CEO de CageEye.

“Los sensores acústicos observan con precisión el comportamiento de los peces en jaulas, lo que significa que el motor de decisión basado en el apetito sabrá exactamente cuándo los peces tienen hambre y cuándo terminar la comida. Esto ayuda a la máquina de alimentación autónoma a comprender a los peces, de modo que mientras tengan hambre responderá proporcionándoles alimento", describen los creadores del sistema.

El sistema CageEye reconoce patrones en el comportamiento de los peces, y los algoritmos inteligentes le permiten tomar decisiones y ajustes continuos en tiempo real durante cada comida para alimentarse dinámicamente. La compañía tiene la intención de entregar este producto en Chile durante el cuarto trimestre de este año.

“El salmón tiene un enorme potencial de crecimiento. El objetivo es satisfacer el apetito de los peces y darse cuenta del potencial de crecimiento todos los días, durante todos los días de un ciclo de producción, y hacerlo sin desperdiciar ningún alimento, transformando cada kilo de pellets en la mayor cantidad de salmón posible ", expresó Søvegjarto.

La alimentación autónoma es el futuro de la alimentación de peces en jaulas. El computador hace el trabajo y el operador humano está interactuando con ella”. dijo Bendik Søvegjarto, CEO de CageEye.

Desde CageEye detallan que, “usar una cámara subacuática es como mirar a través de un ojo de la cerradura y tratar de entender lo que sucede al otro lado. Mientras que una cámara ve aproximadamente del 1 al 3% de la jaula, podemos observar aproximadamente el 70% de toda la jaula”.

“La alimentación del salmón es compleja. Es un poco como el ajedrez; los comederos deben analizar situaciones complejas, hacer cálculos a medida que toman decisiones y cronometran sus acciones. Deben leer el paisaje, reaccionar a los contramovimientos y revisar constantemente su estrategia”, agregan.

“Un operador humano alimenta de 10 a 12 jaulas al mismo tiempo, por lo que, en cierto sentido, están jugando 12 juegos diferentes de ajedrez al mismo tiempo. Ningún ser humano puede observar millones de patrones por hora y tomar las decisiones correctas cada vez. Por el contrario, la computadora nunca tendrá un mal día, nunca estará fuera de foco y nunca se tomará un tiempo libre”, finalizan desde la empresa.